El Fútbol Club Motagua llegó a los diez años de haber logrado ser campeón de la Copa de la UNCAF donde venció a un gran equipo como el Saprissa de Costa Rica.

El 28 de noviembre del 2007 Motagua empató en la ida de la Final 1-1 en el estadio Ricardo Saprissa Ayma, ubicado en San Juan de Tibás. El gol motagüense lo había anotado el derecho lateral Óscar Samiel García Laboriel, mientras que el morado lo hacía Alejandro Alpízar.

Motagua el partido de vuelta lo jugaba el 5 de Diciembre del 2007 en un marco espectacular, un estadio Nacional pintado de azul como nunca antes visto, el equipo armado por Maradiaga, se conocían de torneos anteriores y era una máquina de producir buen fútbol, liderados por su capitán y símbolo Amado “Lobo” Guevara, quien curiosamente había jugado un tiempo atrás para el cuadro morado de Costa Rica.

La afición Motaguense tuvo que esperar hasta el minuto 61, cuando Emilio Izaguirre se corrió por la banda izquierda, envió un centro perfecto al área; Josimar se elevó y de testa envió al balón al fondo de la red, para decretar la apertura del marcador.

El Nacional fue una locura, los aficionados “azules” comenzaron a soñar con su primera conquista internacional. Luego del gol local, el técnico saprisista abrió su equipo con el ingreso del veterano atacante Ronald Gómez, pero todo estaba dado para la celebración azul y este no respondió.

Pese a que han pasado ya diez años, en la retina de los aficionados, jugadores y dirigentes aún está el recuerdo del golazo de Josimar y el gran partido que hizo el cuadro en ese tiempo por Ramón “Primitivo” Maradiaga Chávez, quien armó un ‘equipazo’