El bicampeón nacional se despide de la buena hospitalidad de Comayagua y lo hace con un excelente partido disputado ante Real España, como siempre son partido de poder a poder, generando muchas oportunidades de gol en ambos lados.

A los 17 minutos el equipo visitante abrió el marcador por medio de Jhow Benavidez, con un bonito gol contra el arco Motaguense y debemos reconocer que el primer tiempo ellos tuvieron dominio del juego, las intervenciones de Jonathan Rougier lograron que el marcador no aumentara y así en el medio tiempo Diego Vazquez mando 2 cambios de inmediato, Wilmer Crisanto y Walter Martínez, con ello inicia a dominar por completo el partido para la segunda parte donde el ciclón se convirtió en eso, un verdadero vendaval de oportunidades, pero el gol estaba en la banca, Eddie Hernández entró al encuentro y en su primera intervención logró el empate con un gran cabezazo al minuto 65, con ello Motagua siguió dominando las acciones y con la garra de bicampeón al minuto 85 en una larga jugada Wilmer Crisanto lucho por el balón y de primera intención remató y la locura en el Estadio Carlos Miranda, era el 2-1, 3 puntos valiosos ante un gran equipo, el invicto sigue vigente.